“DIE KATZE”: TRAGADOS POR UN GATO.

El colegio infantil Die Katze está ubicado en Alemania. Tomi Ungereres el arquitecto. El edificio representa un gato agachado, como una esfinge, esperando su presa listo para saltar. jardin d’enfants Die Katze

Como si de un ratón tragado se tratara, los niños entran por la boca del gato.  Las patas son espacios dedicados al juego. El cuerpo consta de un guardarropa, aulas, una cocina, un comedor y una escalera.  La cabeza del gato es una sala principal, bañada por la luz a través de los ojos y las orejas. Un techo plano, donde crece la hierba simula el pelo del gato.  Naturalmente la salida es por la parte de atrás, y en caso de emergencia se dispone de un tobogán.escuelagato

 Un centenar de niños se benefician de este extraordinario lugar. Todo esta dirigido a aprender divirtiéndose. 

Ya adultos, recordarán con nostalgia el colegio de su infancia, ya que no todo el mundo ha pasado sus primeros años dentro de un gato.

 Clínica Veterinaria Peludos.

Deja un comentario